Nutrición total

TOMA DE CONCIENCIA – ¿Soy responsable de mi Bienestar?

En todo proceso de curación encontraremos que solo un ente sabe lo que está pasando: el propio cuerpo. El eslabón más débil para mantener Bienestar somos nosotros mismos, por no ser educados en el sencillo proceso. Correctamente ingeridos los alimentos y las bebidas, las células las utilizan de manera sabia para nutrirse, respirar, hacer auto-limpieza y multiplicarse en los tejidos orgánicos, que unidos a similares tejidos conforman órganos vitales, que en unión con otros órganos generan nuestros diez maravillosos sistemas que configuran el cuerpo humano.

Una expectativa razonable de calidad debe aplicarse a lo que comemos y bebemos, y a la manera en que mezclamos.¿Qué sucede cuando los menores de edad ingieren mezclas incorrectas, alimentos y bebidas procesadas y sustancias no naturales durante períodos considerables de tiempo, y cómo influyen en su comportamiento, emociones y procesos de pensamiento? 


Con pocas excepciones en la historia, se ha demostrado que poner nuestro Bienestar en manos de otros no funciona muy bien. El responsable último es cada uno de nosotros, la persona que ocupa cada cuerpo. Las comidas rápidas y la comida chatarra hacen daño porque se convirtieron en el ¨día a día¨ dentro de la cultura occidental. Su consumo distanciado e inteligente no genera conflictos con este programa.